viernes, 27 de noviembre de 2009

Y cuando se enderezó la Terapia Física?...un lunes cualquiera Zavalita!






En el marco del ultimo congreso organizado por los estudiantes de cuarto año de terapia física de San Marcos, se dieron dos mesas redondas, una se refería a la realidad del terapeuta físico como tecnólogo médico a nivel nacional e internacional y la otra era sobre si la ley del tecnólogo médico nos respalda como terapeutas físicos ó si, al contrario, es una barrera.

En general, fueron mesas muy diplomáticas y conciliadoras (habían representantes del CTMP entre los panelistas) y se hubiera podido sacar conclusiones más fructíferas. Resultado tibio. Es mi humilde opinión, habiendo sido yo uno de los participantes en la primera mesa.

Se manifestó que no se debería abrir puertas para cuestionar esta ley que había costado tanto (sudor y lagrimas, es verdad). Pero también es cierto que, siendo la ley del T.M. UN GRAN PASO, carece de especificidad para nuestra carrera, la terapia física, y debido a esos vacíos hay cosas que sólo interesan a los terapeutas físicos y no a las otras áreas de T. M. que no son reguladas., no define que es terapia física, no define cuales son las competencias del terapeuta físico y si la comparamos con leyes propias de otros países como Colombia, Venezuela, Francia, etc, la brecha es más grande todavía: No define diagnóstico fisioterapéutico ó biomecánico, etc.
En realidad es tan inespecífica, que podría referirse a cualquier profesional de la salud...

LOGICAMENTE, mientras seamos todos Tecnólogos médicos, es la ley que, aún con sus imperfecciones nos ampara, y hacer una intentona de modificación es un riesgo, pues nuevamente intervendrían otros gremios para intentar limitarnos.

La única manera de tener una ley específica, y esta también fue una de las conclusiones de la mesa redonda, es que el cambio comience por las UNIVERSIDADES, es decir que planteen la carrera de terapia física de manera independiente. Actualmente ya sabemos que eso no es una utopía, ya que se viene haciendo en una universidad (UPC) y ya se esta gestando en la misma San Marcos (Ya no es novedad eso, ver entradas anteriores). Así es, entonces cuando ya hayan egresados con ese perfil se tramitará ley propia y que nadie lo dude, también nos costará otro chorro de sudor y lágrimas.

También se dijo que separados somos pocos y hacemos más fuerza unidos TF, TO, TL, OPT, LAB y RX. pero bueno, eso se viene diciendo hace décadas y ya los terapeutas físicos no somo un número bajo eh.....egoistas al dejar a los demás? ya pues....

También se habló de si sería viable la concretización funcional de las unidades orgánicas de Tecnología médica en los hospitales siendo que todas sus áreas trabajan en diferentes cosas, algunos dijeron que no, la mayoría dijeron que sí. Yo creo que simplemente si se pone alguien que sepa de administración en la cabeza, podrá manejarlo bien. También podemos unir enfermería nutrición y odontología en una unidad orgánica y si el que esta a la cabeza es un trome en administración , lo hará perfecto. Pero eso hará crecer a nuestra profesión de terapia física?

Se dijo también que la prueba de que podemos funcionar todos juntos como hasta ahora es que así han funcionado nuestras escuelas universitarias siempre....creo que sin duda, la especificidad en una escuela incrementa la calidad enormemente. El que mucho abarca poco aprieta.

Y por último se dijo que estas inquietudes "de estudiantes" se encontrarán con un mundo real allá afuera donde sólo funcionará las cosas siendo todos tecnólogos médicos, pero no olvidemos que nuestro mundo real no se acaba en el hospital donde trabajamos, sino que existe un mundo real globalizado....y aún así nos resistimos al cambio. En mis ocho años de ejercicio profesional me he dado cuenta también que estas inquietudes la tienen la mayoría de egresados (y por supuesto también estudiantes, sobre todo de últimos ciclos). Pero si siempre nos dicen que si cruzamos la línea nos quemamos todos, la mayoría prefiere no meterse en líos de este tipo, pues ya tenemos suficientes con los propias preocupaciones personales. Sin embargo. aún así es un punto de vista respetable. Entonces tomamos la pastilla azul ó la roja?
Ese "lunes cualquiera" Zavalita, de todas maneras llegará, por simple evolución profesional y sin animos de fastidiar a nadie (desayunados todos).
Un lunes en que nos acostamos Tecnólogos médicos ....
y amanecimos.......Fisioterapeutas.


2 comentarios:

Rocio dijo...

Esa evolucion esta en funcion a nuestro esfuerzo primero individual, para luego sea uno de todos y como todo logro no llega gratis o solo quejandonos, hagamos que se nos respete por nuestros verdaderos meritos. Un abrazo a todos fisioterapeutas de corazon y de accion

Guillermo Veliz dijo...

Eso de que "la mejor prueba de que podemos funcionar todos juntos es que asi se ha hecho siempre" me trae a la memoria la frase de un autor que tu tambien conoces y que dice mas o menos asi "NO ESPERES CAMBIOS SI SIGUES HACIENDO SIEMPRE LO MISMO".
Por la informacion que he podido revisar, me doy cuenta que poco a poco la coyuntura hace favorable el cambio tan anhelado por muchos y si no se da en el corto plazo, se dara en un tiempo mayor pero se dara de todas formas. El Peru no es una isla y si esta mejorando en muchos aspectos y estamos siendo vistos con mejores ojos a nivel internacional, no podemos ser de las pocas profesiones que mantienen un esquema obsoleto, que ya no se adapta a la realidad actual y menos a las mejoras y constantes avances de un mundo globalizado.
Es dificil??, por supuesto, requiere trabajo?? claro!!, pero en algun momento se tiene que dar el quiebre para que las cosas mejoren para nuestra amada carrera.
Las mentalidades de las nuevas promociones es distinta, hay mucho mas información que hace 10 años, y los miedos infundados que se vienen arrastrando de generación en generación estan siendo poco a poco desterrados.
El fisioterapeuta no debe limitar su campo de acción y lastimosamente el ser parte de Tecnologia Medica hace eso, limitarnos, ya que hay cosas que nosotros realizamos que no entran en las competencias de un radiologo o un laboratorista.